Cantidad de azúcar: saber leer entre líneas

Terrón de azucarUn amigo me pasa este link: www.sugarstacks.com
En esta web te enseñan de manera gráfica el azúcar contenido en algunos productos representados mediante su equivalencia en terrones de azúcar de 4gr. En el caso de ejemplo, la coca cola de lata contiene 10,6gr de azúcar cada 100ml, es decir, 40 gr en total, que son 10 terrones.

Como veis, hay varios apartados: bebidas, postres, aperitivos, frutas, vegetales, etc…

Cuando examino la parte de frutas me encuentro con un fallo grave. Según la web, una naranja de 270gr contiene 6 terrones de azúcar (podéis verlo en la tercera ficha del apartado de frutas). Ahí saltó la alarma. Eso no es cierto de ninguna manera. ¿Entonces, qué credibilidad tiene el resto de información contenida en esa web? Veámoslo.

Los cálculos para hacer estas equivalencias se han hecho de la siguiente manera: Una naranja tiene algo menos de 9gr de hidratos de carbono simples (es decir, sin contar la fibra, que también es un hidrato de carbono) por cada 100 gr. Eso equivale a 23 gr de hidratos de carbono simples para una naranja de 270gr (la del ejemplo). Si cada terrón de zúcar pesa 4 gr, 23gr de azucar serían 6 terrones.

Pero la cuestión es la siguiente: 23 gr de hidratos de carbono simples no es lo mismo que 23gr de azúcar, porque «hidrato de carbono simple» no es sinónimo de «azúcar».

El «azúcar» es un hidrato de carbono llamado sacarosa (formado por glucosa y fructosa a partes iguales). Pero la naranja es mucho más rica en fructosa que en glucosa. No puede hacerse tal equivalencia. La naranja tiene muchísima menos glucosa que el azúcar de mesa.

El impacto en la salud derivados de tomar de 23 gr de sacarosa (azucar de mesa) y el de tomar 270 gr de naranja es abismalmente distinta. No sólo porque los hidratos de carbono de la naranja no son del mismo tipo que el del azúcar de mesa (mucho menos ricos en glucosa), sino que ademas, cuando comes azúcar sólo comes azúcar, pero al comer una naranja estás tomando otras cosas:

  • fibra que limita un poco el aprovechamiento de esos hidratos simples,
  • minerales que contrarrestan la acidificación que producen esos hidratos,
  • vitaminas que permiten metabolizarlos y
  • antioxidantes que protegen el proceso por el cual convertimos esos hidratos en energía.

La conclusión es la siguiente: Esos cálculos sólo sirven para los «alimentos» ricos en sacarosa que además no aportan otros nutrientes de valor (como sería el caso de la coca cola).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here