El Aguacate

El aguacate es una fruta muy rica en grasas: ácido oleico y linoleico, fosfolípidos y sobretodo vitamina E (es la fruta más rica en esta vitamina). Tiene también altos niveles de proteínas, fibras, vitamina B6 y Hierro.

aguacates

Al ser tan nutritivos y una buena fuente de hierro, son muy adecuados para gente que necesita un régimen reconstituyente (ancianos, niños en época de crecimiento, recuperación tras una enfermedad, personas que padecen anemia ferropénica, embarazadas, mujeres con reglas abundantes y la recuperación tras el parto, etc… ).
El tipo y proporción de grasas que tiene ayuda a reducir el colesterol y protege el sistema cardiovascular.
La cantidad de Potasio y Sodio que tiene están en una proporción que lo hace muy recomendable para personas con hipertensión o retención de líquidos.
Su sabor suave y textura cremosa hace que sea muy combinable y su contenido de enzimas lo hace muy digestivo.
Además, su alto contenido en fibra lo hace adecuado para los diabéticos, ya que el nivel de glucosa en sangre no se eleva tanto (es uno de los alimentos con el índice glicémico más bajo, sólo 10), y el potasio que contiene ayuda a que la glucosa dependa menos de la insulina para lleguar a las celulas.

El aguacate se produce durante todo el año. Al comprarlo, debe comprobarse que conserve el rabito y que la piel no tenga manchas negruzcas o desperfectos. Normalmente se vende todavía verde. Para mantenerlo verde, se puede guardar unos días en el frigorífico (en una zona menos fría). Para madurarlo, se debe dejar a temperatura ambiente envuelto en un periódico. Están maduros cuando al sacudirlos se puede notar el rebote del hueso en su interior. Para conservar un aguacate ya estrenado, se debe dejar el hueso y rociarlos con unas gotas de limón o se oxidará.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here