Flores de Bach ¿sólo Placebo?

insolación de una florLa Terapia Floral de Bach se utiliza para modificar patrones emocionales perjudiciales. Consiste en el uso de praparados líquidos llamados Esencias Florales de Bach que se preparan dejando macerar en agua al sol una flor concreta y mezclando después ese agua en brandy. Hay 38 flores de bach, a cada una de las cuales se atribuyen propiedades benéficas sobre distintas manifestaciones de problemas emocionales. Los defensores de esta terpia que proponen explicaciones para su funcionamiento suelen hablar de «información vibracional», ya que estos preparados no contienen principios activos discernibles a los que atribuir los, a menudo impresionantes, resultados que se obtienen. Por eso, la comunidad científica presupone que se trata sólo de un efecto placebo.

En un artículo anterior hablábamos del efecto placebo y os comentaba que algunas terapias alternativas no han demostrado en ensayos clínicos que su eficacia sea superior al placebo. Es el caso de la Terapia Floral de Bach, que ha sido sometida a ensayos con resultados desiguales y difíciles de valorar. Bien es cierto que cuando un grupo de científicos proponen un ensayo clínico sobre la efectividad de las Flores de Bach, el diseño del experimento suele tener fallos de base (a este respecto, recomiendo la lectura sobre la revisión de Ernst comentada en la wikipedia, que explica muy bien la clase de dificultades que pueden presentarse a la hora de valorar los estudios realizados). Pero aunque estos ensayos no han llegado a demostrar claramente que los beneficios de las esencias florales se deban únicamente al efecto placebo, tampoco han demostrado que sean más efectivas que éste, al menos en las condiciones propuestas por esos estudios.

Edward BachAdemás de la aparente imposibilidad científica de las esencias florales que utiliza, esta terapia tiene una dimensión muy espiritual que favorece el desprecio por parte de los escépticos. Y es que ciertamente, el creador de esta terapia, Edward Bach, era un hombre muy espiritual y el sistema que ideó está cuajado de términos como alma, ser superior, encarnación, etc… Yo misma siento un profundo rechazo por esa terminología, pero el escéptico más que nadie ha de mantener la mente abierta. Cerrarse en banda ante una palabra malsonante implica también cerrarse al sentido que puedas encontrarle, una actitud más propia de fanáticos que de escépticos.

En fin, que la polémica está servida en este asunto. Lo que sigue es una interpretación personal de qué es esta terapia y cómo valorarla. No voy a entrar el aspecto científico ni en el espiritual, y encontraréis tanto defensores como detractores que no se hacen eco de mi visión del asunto pero ¿para escribir lo que ya han dicho otros? Si queréis profundizar en la dimensión e interpetación espiritual de esta terapia, os recomiendo la lectura de este artículo de Ricardo Orozco). Aunque albergo dudas sobre si las esencias florales tienen en sí mismas algún valor terapéutico, sé con absoluta certeza que la práctica de esta terapia va más allá de los remedios en gotas que utiliza. Y esa idea es la que voy a tratar de exponer:

Imaginemos que realmente no hay actividad química alguna en las esencias florales de bach, ni ponderal (cuantificable) ni homeopática (no cuantificable). Imaginemos que le cambiamos los frascos a ese terapeuta floral, que tan buenos resultados obtiene, por brandy vulgar sin que se de cuenta (que yo sepa, el experimento no se ha llevado a cabo). Imaginemos que sus resultados no se resienten del cambio, sigue yéndole igual de bien.

¿Cómo interpretaríamos eso? Está claro que demostraría que lo que está trabajando para la mejoría del enfermo no son esas gotitas, pero ¿podríamos concluir que la mejoría del enfermo es resultado del simple efecto placebo que se da espontáneamente cuando alguien cree que está tomando algo con efectos terapéuticos? Yo creo que si el terapeuta floral es bueno de verdad, no vamos a poder explicarlo sólo con eso. Dicho de otro modo, creo que ese terapeuta seguriría obteniendo mejores resultados que otro mediocre.

Me explico: Para elegir las esencias florales que beneficiarán al paciente, el terapeuta ahonda en la vida emocional del enfermo y lo enfrenta a cuestiones que a menudo éste no ha examinado. La elección de las flores obedece a un esquema emotivo de capas: primero se trabajan los aspectos conflictivos más superficiales que luego pondrán de relieve otros problemas más profundos que anteriormente el enferno no había podido enfrentar, y siempre trabajando la personalidad esencial del enfermo, que puede manifestarse positiva o negativamente (por ejemplo, una persona esencialmente perfeccionista puede ser alguien que nunca está satisfecho o una persona que siempre está mejorando).

Se parece bastante al psicoanálisis, pero no se centra tanto en las vivencias y traumas que originaron esos sentimientos sino en los sentimientos en sí. Este proceso psicológico no se desarrolla sólo durante el tiempo que dura la entrevista con el terapeuta, sino que se convierte en un tema recurrente en la vida cotidiana del enfermo, ya que los preparados se prescriben con una posología autogestionada por éste como por ejemplo «cinco gotas cuatro veces al día y a demanda«. La expresión «a demanda» es significativa, porque quiere decir que no se trata sólo de ponerse una alarma para tomarlas en un horario determinado y olvidarse, sino que uno las lleva encima y cuando experimenta esos sentimientos que se están trabajando, ha de sacar el frasquito, ponerse cuatro gotas bajo la lengua y esperar medio minuto manteniéndolas ahí. Este pequeño ritual centra la mente del enfermo en su problema, hace que lo tenga presente, que identifique situaciones conflictivas que lo ponen de relieve y enfoca su voluntad sobre el asunto. Es un ejercicio muy positivo.

Un psicoanalista que obtiene buenos resultados tampoco pone en juego ninguna química externa y nadie lo tacha de estafador. Si resultase que las esencias no tienen efecto en sí y lo que sucede es que el terapeuta floral está haciendo de amplificador y conductor del efecto placebo, de la capacidad de la parsona para sanarse solita ¿sería eso menos admirable? Podéis decir, «pero el enfermo está gastando dinero en los remedios que toma, si no sirven para nada, es una estafa» ¿Lo es? Ese terapeuta floral cree que esos remedios tienen un efecto, aunque estuviese equivocado, ¿podría considerarse una estafa si él cree que juegan un papel? Dejando de lado el hecho de que, la inmensa mayoría de las veces, el enfermo compra las esencias prescritas a una farmacia o herbolario, el terapeuta no saca más dinero por el hecho de hacer entrar en juego esos preparados (y os aseguro que los laboratorios de flores de bach tampoco van por ahí pagando comisiones suculentas ni invitando a los terapeutas a conferencias en hoteles de lujo del caribe).

Así pues ¿Las esencias ralmente juegan un papel en la terapia? No lo sé. Pero para mí, esta pregunta no es el quid de la cuestión.

Yo sólo utilizo la terapia floral de bach puntualmente y sólo como soporte secundario a otras terapias que realmente domino, pero no porque albergue dudas sobre la efectividad de las esencias en sí (que las tengo), sino por humildad, porque no es mi especialidad, porque sé que esta terapia va más allá del empleo de las esencias florales. Dejando de lado química y vibraciones dudosas, queda todavía mucho para justificar su efectividad. Se trata de psicología e intuición, de conducta y análisis crítico y es tremendamente difícil de practicar con maestría. He conocido a terapeutas florales buenos de verdad, capaces de hacerse una idea de los puntos débiles y mecanismos de defensa que tiene una persona con sólo hablar unos minutos con ella, capaces de llegar a esas personas con unas pocas frases bien escogidas, capaces de hacer llorar como a un niño a gente que llevaba décadas sin dejar salir sus sentimientos. Que se los tache a ellos de estafadores y a su terapia de placebo es para mí una majadería. Estos terapeutas logran efectos fantásticos en sus pacientes y el que diga que es sólo placebo haría bien en intentarlo a ver qué resultados obtiene dando gotitas de brandy a la gente.

6 Comentarios

  1. Qué se pierde ? Cuando los psiquiatras también tienen sus limitaciones y contraindicaciones terribles en la farmacología…La ciencia que dice «ya no hay nada más»,deja de ser Ciencia. La Ciencia No debe darse por vencida!.

  2. ¿Por qué, una vergüenza? Que alguien trate de vender que la flores de bach curan el autismo sí que me parecería una vergüenza pero decir que desde la experiencia propia se ha observado que pueden ayudar no me parece vergonzoso.

  3. Hola: estoy casi terminando el curso de flores de Bach. Mi motivacion para hacerlo fue dar otra opción de tratamiento a los niños con los q trabajo q tienen autismo.
    La verdad no me informe lo suficiente antes de hacer el curso, y tenia la vaga y erronea idea de q se trataba de algo como homeopatía. Ahora las profesoras explican q se trata de las vibraciones de la flor las q tienen el efecto terapeutico, explicable desde la física. Más he leído q esto no es asi, q no se sabe el mecanismo de funcionamiento.
    Me han surgido ultimamente grandes dudas de como funcionan.
    Ahora, de q funcionan, esto es asi, pues lo he comprobado con los niños a quienes he dado tratamiento, muchos de ellos sin lenguaje, o sea, en ellos no es posible q concienticen su problema, y aun así se observan cambios evidentes ya sea en su hiperactividad, concentración, conexión con el medio, etc.
    Yo misma tome una flor all inicio del curso q fue determinada por medio de un test, sin saber mucho por q me salio, y yo tenía una gastritis hace bastantes años y se me quitó, y ya no necesito medicamentos.
    Bueno, al igual q quien escribe este articulo me surjen serias dudas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here