Mantener el buen ánimo después de las vacaciones

Bueno, hoy despedimos las vacaciones. Espero que hayáis recargado las pilas. Yo lo he hecho y después del parón del verano, el blog vuelve a la vida con energías renovadas. Para empezar y para todos aquellos que estéis maldiciendo este martes primero de setiembre, vamos a hablar sobre la «depresión post-vacacional».

estres post vacacionalLa llamada «depresión post-vacacional» no está tipificada en ningún manual de psiquiatría. El nombre ha sido dado a conocer por la televisión, los suplementos dominicales y las revistas. Ahora bien, dejando de lado lo exagerado del término, sí que es cierto que cuando llega setiembre, nuestro estado anímico se enfrenta a un montón de retos: hay muchos gastos que pueden desequilibrar la economía doméstica, tareas y recados que requieren nuestra atención urgente, la vuelta a un trabajo o unos estudios con los que muchos no se sienten satisfechos, etc… Todos estos factores son los que llamamos estresógenos (que generan estrés). El estrés es una reacción fisiológica (es decir, natural y deseable) que nos ayuda a enfrentar retos. Nuestro organismo está preparado para esto, es más, cuenta con ello. Pero un estrés sostenido durante demasiado tiempo puede desgastarnos y entonces deja de ser un bonito as en la manga para pasar a ser el principio de la enfermedad (de una depresión, de un trastorno gástrico o cardiovascular o lo que sea)

Teniendo esto en cuenta, ahí va el primer consejo para mantener el ánimo tras las vacaciones: no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Sumérgete en ese estrés inevitable y utilízalo como un trampolín para darte impulso. Si logras poner tu vida en orden de cara al inicio del nuevo ciclo antes de que ese estrés se convierta en un problema, te será mucho más fácil mantener el buen ánimo. Encara el proceso como una misión y afróntalo con eficiencia y eficacia. A mí por ejemplo me ayuda hacer una lista de cosas que se han de hacer, dedico un rato a elaborarla y así no me van asaltando constantemente las cosas pendientes y si se me ocurre algo más, lo apunto y me olvido. Además, tachar cosas de una lista produce una sensación muy agradable. Cada día, planifica qué vas a hacer de esa lista y organízate el día de la forma más óptima. Un apunte importante: un uso óptimo del tiempo ha de incluir tiempo para el descanso y el ocio o si no te quemarás.

Y hablando de ocio, eso nos lleva al segundo consejo para mantener el ánimo tras las vacaciones: experimenta el lado positivo de la vuelta. Algo habrá de la vida que has dejado de lado durante las vacaciones que echases de menos: ese restaurante que tanto te gusta, la conexión a internet de banda ancha, amigos que nos ves desde antes de las vacaciones, esa serie de tv que ha estado de parón estival, etc… Piensa en lo que has echado de menos y trata de compaginar esas cosillas con las tareas pendientes.

El fin de las vacaciones es un período de adaptación caracterizado por el estrés, su cuerpo y tu mente se enfrentan a un reto y necesitan estar en forma para dar la talla. Aparte del estilo de vida sana que (espero) tratas de llevar todo el año, en períodos de mayor demanda puedes recurrir a alguna ayudita y ese es el tercer consejo para mantener el ánimo tras las vacaciones: si necesitas una ayudita extra, que sea natural y sana. En fitoterapia (plantas medicinales), usamos varias plantas con efecto adaptógeno, es decir, que ayudan a adaptarse a demandas aumentadas y a sobrellevar el estrés. Vamos a ver algunas de ellas, pero no sin antes repetir la advertencia habitual: si tienes alguna enfermedad grave o estás bajo medicación, deja que sea un profesional el que valore qué suplementos naturales te pueden ir bien. Una vez dicho esto, aquí están algunas de las mejores opciones:

  • Ginseng: Se pueden encontrar dos variedades de ginseng: el americano y el coreano. Ambas tienen un efecto adaptógeno, inmunoestimulante y tonifican el sistema nervioso central.
    • Ginseng Coreano blanco de TongilGinseng coreano: se caracteriza por tener un efecto estimulante e hipertensor (eleva la presión arterial). Esto lo hace más adecuado para aquellas personas que se apagan cuando están sometidas a estrés. Fijaos que está contraindicado en aquellas personas que sufren Hipertensión arterial (HTA). Algunas personas pueden ser muy sensibles al ginseng y notar que les produce una sensación de inquietud y nerviosismo similar a la que se siente cuando tomamos demasiada cafeína. Este efecto es menos habitual cuando se consume ginseng blanco (cuando se habla de ginseng blanco o rojo, se hace referencia al ginseng coreano. Si la raíz se seca al sol se llama ginseng blando, si se seca a altas temperaturas, se llama ginseng rojo). Tiene un ligero efecto estrogénico (tiene componentes vegetales que nuestro cuerpo puede confundir con las hormonas femeninas), por lo que no es recomendable utilizarlo en caso de cáncer hormonodependiente. Puede ser la mejor opción, en cambio, para aquellas mujeres sanas que están empezando ahora con la menopausia. Veréis que hay diferencias importantes de precio ya que hay varios criterios de calidad que encarecen el producto: que esté estandarizado (garantizando una cantidad respetable de principio activo), que sea de cultivo biológico o limpio, que tenga al menos 5 años y que se haya secado al sol (ginseng blanco). Vale la gastar más y notar algo que gastar poco y no notar nada. Yo suelo recomendar el Ginseng Blanco de Tonjil (el envase de 50 capsular está sobre los 28€). La dosificación segura para una persona sana de este producto son de 1 a 2 cápsulas al día (tomarlo por la noche, puede dificultar la conciliación del sueño), duante dos meses como máximo, sin supervisión profesional.
    • Ginseng Americano de SolgarGinseng Americano: El ginseng americano es similar y a la vez muy distinto al coreano. Se caracteriza (y se diferencia) por tener un efecto sedante e hipotensor (desciende la tensión arterial). opuestos a los del ginseng coreano. Esto lo hace más adecuado para aquellos que se aceleran y se ponen nerviosos cuando están sometidos a estrés. Está contraindicado en personas que tienen hipotensióna arterial. Recomiendo el Ginseng Americano Raíz FP de Solgar (el envase de 50 capsulas está sobre los 31€). La dosificación segura para una persona sana de este producto es de 1 cápsula al día (tomarlo por la noche, puede dificultar la conciliación del sueño), duante dos meses como máximo, sin supervisión profesional.
  • Eleuterococo de Nature's WayEleuterococo: También llamado Ginseng Siberiano, aunque de hecho, no es realmente una variedad de ginseng. La similitud de su efecto terapéutico le ha valido el nombre de ginseng, ya que también es adaptógeno, inmunoestimulante y tónico del sistema nervioso central. Puede considerárselo como una versión algo más suave del ginseng coreano en lo referente al efecto adaptógeno. En las fórmulas clásicas de farmacopea china se suele sustituir el ginseng coreano por eleuterococo cuando va a tomarlo una mujer, ya que su efecto estrogénico es más marcado. Las contraindicaciones son las mismas que las del ginseng coreano: hipertensión y cáncer hormonodependiente. El mejor que conozco es el Siberian Eleutero de Nature’s Way (el envase de 60 cápsulas está sobre los 28€) La dosificación segura para una persona sana de este producto son de 1 a 2 cápsulas al día (tomarlo por la noche, puede dificultar la conciliación del sueño), duante dos meses como máximo, sin supervisión profesional.
  • Rhodiola de SolgarRodiola: Esta interesante planta es también adaptógena actuando, parece, a nivel del hipotálamo (la glándula que regula la producción de las hormonas mediadoras de la respuesta estrés). Tiene además un efecto antidepresivo no demasiado fuerte pero que congenia bien con las otras propiedades. Este efecto antidepresivo se debe a que facilita la producción de serotonina (un neurotransmisor cuyo deficid se asocia con un ánimo deprimido) y aumenta su tiempo de vida (de modo similar al de los medicamentos antidepresivos de tipo IMAO). Además de todo esto la rodiola mejora la circulación sanguínea reduciendo la viscosidad de la sangre. Este efecto hace que mejore el rendimiento intelectual (si el cerebro está mejor nutrido, funciona mejor), además de favorecer la salud cardiovascular. Por si fuera poco, ciertos estudios pero sobretodo la experiencia empírica de su uso tradicional, atribuyen a esta planta cierta capacidad para mejorar la respuesta sexual, sobretodo en los hombres. No debe consumirse sin supervisión profesional si se están tomando medicamentos anticoagulantes. Aquellos que necesiten estar al 100% intelectualmente tras las vacaciones, así como aquellos que se sientan tristes pueden encontrar en la Rodiola un poderoso aliado. Recomendación: Rhodiola SFP de Solgar (el envase de 30 capsulas está sobre los 17€. La dosificación segura para una persona sana son de 250 a 750 al día (de extracto en polvo)

Espero que estos consejos os ayuden a sobrellevar este período post-vacacional. ¡Mucha suerte a todos!

3 Comentarios

  1. Desearia informción sobre plantas o similar ecológicas , que calmen las palpitaciones a consecuencia de una arritmia.

    Esperando su amable respuesta, le envio un saludo

    Azuzena

  2. Muchas gracias amish. De verdad que este tipo de comentarios se agradecen un montón. Me alergro de que te parezca interesante. Gracias, de verdad.

  3. Buenas tardes Rocio, me he encontrado con tu página buscando información acerca del Redoxon y tal para aumentar defensas antes del invierno y me parece fenómeno.

    Te animo a seguir con el blog, por lo que he leido hasta ahora tus artículos son bastante interesantes y claros y no caes en el ‘talibanismo’ de muchos compañeros tuyos de profesión (no conduce a nada ser tan radical), sigue así, ya me tienes como un lector fijo y te recomendaré.

    Buena suerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here