Etiqueta: depuración

Propuesta de ayuno a base de zumos

ayuno-zumos-infusiones-caldoHoy empieza la primavera, la mejor estación del año para hacer un ayuno. En el anterior artículo, “Atrévete con un ayuno o semiayuno“, os conté por qué es buena idea hacer un ayuno e intenté responder a las típicas dudas y reparos que me expresa la gente cuando se enfrenta por primera vez a la posibilidad de ayunar. Hoy quiero haceros una propuesta de ayuno concreta, para que los convencidos lo pongáis en práctica.

El ayuno que os propongo consiste en 6 días a base de zumos, agua, infusiones y/o caldos con apoyo de un par de suplementos. Al contrario que la mayoría de ayunos que encontraréis por internet, esta propuesta es muy detallada, con lista de la compra incluida y menú de salida. Pero sobretodo he intentado que sea inspirador y tentador y he querido dar una importancia enorme a la salida del ayuno. Porque el mejor ayuno es el que no es más que el principio de un cambio profundo a mejor.

Leer el resto del artículo »

Atrévete con un ayuno o semiayuno

ayunoMuchos pacientes me dicen, cuando les propongo un ayuno “Uy yo no puedo ayunar, si el día que no tengo tiempo de comer estoy que me peleo con todo el mundo“. Es igual de erróneo que decir “Uy yo no puedo descansar, si cuando me enyesaron la pierna me aburrí horriblemente“. Porque un ayuno es mucho más que no comer. Un ayuno es un descanso voluntario y una decisión consciente con finalidades terapéuticas. Supone una diferencia abismal.

Con este artículo quiero convencer a los escépticos y animaros a probar este recurso terapéutico inestimable. Os contaré por qué es lógico que un ayuno ayude a mejorar la salud y qué aspectos de la salud puede mejorar y también daré respuesta a las principales dudas que me plantea la gente cuando les hablo de hacer un ayuno. En este artículo asentaré las bases para que entendáis y os atreváis a probar el ayuno que os propondré la semana que viene.

Leer el resto del artículo »

Semana Wellnes de Bioforce: depuración con zumos.

Kit de zumos para depuración "Semana Wellness" de Bioforce / Biotta

Ahora que tanta gente está de vacaciones y puede relajar su ritmo de vida es una buena época para los ayunos y semiayunos, para hacer una depuración y deshacerse de toxinas y suciedad intestinal. No os recomiendo hacer un ayuno completo sin supervisión profesional pero, si vuestro estado de salud es bueno, no estáis embarazadas y no tenéis ningun trastorno previo, sí que podríais probar un semiayuno para ayudar al cuerpo a eliminar toxinas. Voy a hablaros de un semiayuno con zumos que me gusta especialmente: la “Semana Wellness” de Bioforce.

Leer el resto del artículo »

Receta: Caldo depurativo

Este caldo tiene una composición rica en sales minerales por lo que tiene un efecto depurativo, desintoxicante y remineralizante.

caldo

Tomado caliente antes de las comidas se optimiza su absorción y prepara el estómago para hacer una buena digestión. Es depurativo, apropiado para los ayunos o semiayunos, en los procesos gripales y enfriamientos, la retención de líquidos y como preventivo para la osteoporosis.

Ingredientes:
* 1l de agua mineral (no uséis la del grifo)
* 1 cebolla
* 1 zanahoria
* 1 apio
* 1 tira de 10cm más o menos de alga wakame
* 1 tira de 10cm más o menos de alga kombu

* Miso
* Perejil fresco o cebollino fresco

Preparación:
Se coloca en una olla el agua con las verduras troceadas y las algas. Se hierve treinta minutos a fuego lento. El caldo ya está listo. Puede guardarse en la nevera. Un poco antes de comer (mientras se prepara la comida, por ejemplo), se calienta una taza del caldo (colado o sin colar, como prefiráis), se disuelve una cucharadita rasa de miso y se puede añadir un poco de perejil fresco cortado o cebollino.

Imagen obtenida de la wikipedia

El gran error de la “dieta” de savia de arce

La a veces mal llamada, “dieta” de la savia de arce es un tema que me escama especialmente. Esta potente herramienta depurativa se utiliza y publicita como un método para perder peso. Esta concepción es peligrosa.

perder-pesoEn teoría, es un semiayuno para depurar el organismo de toxinas. Por una parte, al no consumir alimentos sólidos, el cuerpo puede invertir gran parte de su atención en funciones de limpieza. Por otro lado, al aportar menos calorías de las necesarias, el cuerpo se ve obligado a utilizar las grasas. Como en las grasas se acumulan también gran parte de nuestras toxinas, éstas son a la vez movilizadas y, con suerte, expulsadas.

La pérdida de peso es un efecto secundario debido, en parte a que se eliminan grasas y también porque se eliminan líquidos y gases retenidos. No obstante, como dieta de adelgazamiento no son buena idea. Vemos por qué.

En primer lugar, los ayunos y semiayunos, como cualquier dieta hipocalórica, promueven el efecto yoyó. Si nuestra alimentación habitual no es correcta, recuperaremos el peso y aumentaremos nuestra tendencia al sobrepeso. No obstante, aunque a grandes rasgos es conocido que se trata de una dieta depurativa, cada vez que empieza el verano o acaban las navidades, me encuentro con mujeres que, a pesar de tener una alimentación descuidada y altamente tóxica, de repente tienen un gran interés en depurarse. Una vez se han depurado (de los 6 kilitos que les sobran) empiezan el verano con bikini nuevo, cervecitas, helados y etcétera. Estas personas no están haciéndose un favor.

De todos modos, incluso como método depurativo, he de deciros que a mí no me acaba de convencer. El sirope de savia de arce que se vende con este fin (que en realidad es una mezcla de siropes de arce y palma) tiene un índice glicémico elevado, de 57, lo cual supone un desarreglo insulínico (este dato lo he obtenido de Sirop Vital y es el único de los muchos distribuidores a quieres he preguntado que me lo ha facilitado). Este tipo de alteración hormonal es común en la mayoría de comidas que hacemos, ya que es muy habitual la carencia de fibra, pero elegir un sistema depurativo que también falla en eso es una lástima.

Y de todos modos, debéis ir con cuidado con los ayunos. Como decía no recuerdo quién, el ayuno es la cirugía de la medicina natural, un recurso agresivo que se ha de utilizar con cuidado. Pensad que la potentísima efectividad de un ayuno como método depurativo viene de la gran cantidad de toxinas que pueden movilizarse en tan poco tiempo. Pero esa cantidad elevada de toxinas es también un riesgo. Para sobrellevar la carga tóxica que se moviliza es necesario que nuestro organismo (hígado, riñón, sistema linfático, etc…) esté en buena forma y capacitado para gestionarla. A nivel energético, también es necesario que estemos suficientemente fuertes para soportar el régimen calórico.

Sé que es muy tentadora la idea de perder hasta 8Kg  en poco tiempo, pero es “pan para hoy y hambre para mañana”. Debemos desterrar la idea de que la dieta de savia de arce sirve para perder peso y tenerle el debido respeto y precaución como método depurativo.

El miso, un “avecrem” sano

El miso es un condimento japonés cuyo nombre quiere decir “fuente de sabor”. Se utiliza para hacer más sabrosos muchos de los platos de la cocina tradicional japonesa y para preparar caldos. En cierto modo, se utiliza como nuestras pastillas de caldo pero en vez de ser un concentrado de desechos de la industria alimentaria y sustancias químicas, el miso natural se elabora a partir de soja fermentada y cereales y tiene propiedades medicinales. Las bacterias utilizadas para la fermentación favorecen la digestión por lo que los platos cocinados con miso son más digestivos. Los fermentos también favorecen la salud del intestino, mejorando la absorción de nutrientes. Los mismos microorganismos aportan al miso Vitamina B12, por eso es un alimento muy interesante para los vegetarianos estrictos, que pueden tener problemas para obtenerla (el tipo de B12 que se encuentra en los vegetales no es tan funcional) Por otro lado, el miso contiene una sustancia, el Zybicolin, que es capaz de absorber y eliminar elementos radioactivos. Es desintoxicante también a otros niveles (se recomienda su consumo a los fumadores y habitantes de ciudades contaminadas, y alcaliniza el organismo, que con las dietas industrializadas suele estar acidificado) No contiene colesterol pero sí sal, así que cuidado los hipertensos.
sopa-de-miso
Todas las propiedades de la soja están también presentes en el miso: los fitoestrógenos que regulan la salud hormonal de la mujer y previenen la osteoporosis, la lecitina que estimula el cerebro y regula el colesterol y su gran cantidad de proteínas altamente asimilables.

Aunque todos los misos se elaboran con soja, se distinguen diversas variedades en función del tiempo de fermentación y los cereales que se añadan a la soja:

Kome (o Shiro) Miso: se fermentan soja y arroz blanco siendo éste último el que . Es el más líquido. Tiene un sabor más dulce y es más adecuado para consumir en los meses cálidos.

Shiro Miso: se fermenta con soja y arroz como el Kome pero éste contiene mayoritariamente arroz. Fermenta muy rápidamente, dos semanas. Tiene el sabor más dulce.

Genmai Miso: se fermentan soja y arroz integral fermentado durante un año y medio en barriles de cedro.  Es de sabor más fuerte.

Mugi Miso: se fermentan soja y cebada durante uno o dos años. Es el segundo en cantidad de proteínas y el de sabor más suave.

Natto Miso: con soja y cebada, como el Mugi, pero con una fermentación más corta (uno a tres meses) y al que se añade alga kombu, jengibre, sirope de cebada y sal marina.

Hatcho Miso: sólo se fermenta la soja, sin añadir otros cereales durante tres años en bariles de cedro cubierto de piedras. Es el más concentrado (el que tiene menos agua e hidratos de carbono) y por lo tanto el que tiene mayor cantidad de proteínas, grasas y minerales (sobretodo calcio, fósforo y hierro) Es también el que tiene menos sal. Ideal para los meses fríos y para la gente que se siente debilitada, es friolera, etc…

También existen misos de mala calidad, fermentados durante poco tiempo con calor para acelerar el proceso y protegidos por conservantes. Os aconsejo buscar misos naturales, elaborados con soja y cereales de cultivo biológico y no transgénicos. Luz de Vida (BioSpirit)  o Finestra Sul Cielo por ejemplo, comercializa misos con estas características.

El miso se presenta como una pasta espesa. Se añade a los cados y estofados al final de la cocción, ya que no conviene cocerlo (el calor destruye los microorganismos). Se conserva muy bien y durante mucho tiempo, ya que es rico en sal.