Etiqueta: gripe

Gripe A, una revisión crítica

Pandemic_Pete_'The_Swine_Flu_Sow'_003Desde que empezó la alerta sobre gripe A, recibo prácticamente a diario, de un modo u otro (rss, alertas de google, suscripciones de boletines, noticias televisivas, etc…), información sobre el tema. Primero se trataba sobretodo de comentarios sobrios de fuentes científicas o tecnológicas, después se añadieron el pánico y exageraciones periodísticas y finalmente aparecieron las acusaciones de carácter conspiranoico. A estas alturas se empiezan a encontrar análisis sensatos y críticos sobre el tema. No voy a decir nada nuevo, pero sí que me ha parecido interesante ofrecer una recopilación de esos otros puntos de vista que para mí tienen un gran valor informativo.

Información general:

Contras críticas:

Hay mucho más material crítico corriendo por ahí, pero lo bueno, si breve, dos veces bueno, y de los que he visto, creo que estos dos dicen todo lo que se tiene que decir sin entrar en especulaciones extrañas sobre genocidios y bioterrorismo y demás lindezas.

Ráfaga de noticias 4.6.09

Tres noticias rápidas:

  • Google expande su herramienta, Google Flu Trends, a Nueva Zelanda y Australia para continuar el seguimiento epidemiológico de la gripe. Ver noticia.
  • Lentes de contacto con cultivo de células madre para regenerar córneas dañadas: Ver noticia. Ver vídeo.
  • Casi el 100% de los alérgicos a la sandía lo son también al polen. Ver noticia.

Mejorar la inmunidad (Parte 3): Multivitamínicos

De los bioactivos (ya sean vitaminas, minerales u otros) que suele haber en un multivitamínico, muchos de ellos juegan un importante papel en el sistema inmunológico, ya sea directa o indirectamente.

Podéis intentar tomar separadamente los nutrientes que juegan un papel en la inmunidad, pero si profundizáis os daréis cuenta de que la lista es muy larga: ya son muchos los bioactivos que sabemos que intervienen directamente en la inmunidad, pero si sumamos además los nutrientes necesarios para que los de acción directa funcionen correctamente, empieza a ser muy complicado tomarlos por separado: La vitamina C necesita bioflavonoides, el betacaroteno necesita el resto de carotenoides, la vitamina E funciona mejor junto al Selenio, el cobre ha de estar balanceado con el zinc, etc… La opción más cómoda es un multinutriente (tradicionalmente se les llama multivitamínico, pero en realidad los buenos contienen mucho más que vitaminas)

¿Qué multivitamínico tomar?

Los multinutrientes del mercado son muy variados en cuanto a calidad y cantidad. Los multivitamínicos de empresas farmacéuticas (Supradyn, Redoxon o Pharmaton) suelen ser de una calidad pésima: Pocos nutrientes (entre 10 y 20, frente a los 30 a 40 de los de herboristería), en poca cantidad (suelen ceñirse a las CDR, que a menudo sólo llega para evitar una enfermedad carencial), poco cuidados en cuanto a las formas químicas (a menudo ni dicen cuáles son) y en cuanto a las materias primas (a menudo sintetizados industrialmente, en vez de extraídos de fuentes naturales), mal combinados (no se tienen en cuenta las sinergias que establecen los nutrientes entre ellos para poder utilizarse o potenciarse) Por todos estos motivos, desaconsejo los multivitamínicos farmacéuticos.
spectro
En cuanto a los de herboristería, hay también un gran margen de calidad, desde los mediocres hasta obras de arte pensadas al milímetro. Los mejores, a mi modo de ver, son Spectro de Solaray, VM-75 de Solgar y Source of Life de Nature’s Plus. Spectro de Solaray (distribuido por SM Importadores) es el que recomendaría tomar a aquellos que no estén bajo supervisión profesional, ya que las dosis son más moderadas y es muy completo (más de 40 nutrientes).

Dosis y Posología

Si os está llevando un profesional, es posible que os recomiende dosis mucho más altas, especialmente durante un resfriado o gripe. No obstante, si no es vuestro caso, si no estáis bajo supervisión profesional, una cápsula al día de Spectro servirá para complementar el aporte de la alimentación. Podéis aumentar la dosis hasta 2 cápsulas al día si notáis los primeros síntomas de un resfriado o gripe o en épocas de mayor desgaste físico o emocional.

Mejorar la inmunidad (Parte 1): Equinácea

Aprovechando que el tema está en la mente de tantos debido a la gripe porcina, vamos a hacer un repaso de los recursos que pueden ayudar a superar esas enfermedades infecciosas que casi todos pillamos en algún momento del año. A lo largo de unos cuantos artículos, repasaremos los más importantes y/o famosos remedios naturales contra los virus y bacterias y a favor de nuestras defensas (atentos a las precauciones que se mencionen, no todos pueden autoadministrarse sin la supervisión de un profesional).
Empecemos con un remedio muy popular y a menudo mal empleado.

Equinácea

Flor de Equinacea Esta planta estimula varios aspectos de la inmunidad (aumento de la producción de células T, neutrófilos e interferón, aumento de la actividad de las células NK y de la fagocitosis de macrófagos y leucocitos). El efecto inmunoestimulante es polémico, pero no así su efecto antivírico y antibacteriano. Se utilizan dos variedades: la Echinacea angustifolia fue la primera variedad utilizada medicinalmente, en América. Cuando se empezó a producir en Europa, se cultivó por equivocación la varieadad Echinacea Purpurea, que resultó ser más efectiva.
La equinácea ayuda a superar la enfermedad mejor y más rápidamente. Sin embargo, a pesar de su fama como preventivo, no se ha demostrado de forma concluyente por ahora que reduzca las posibilidades de contraer un catarro o una gripe (los estudios clínicos han dado resultados contradictorios). Personalmente opino que puede tener un efecto preventivo aunque no se haya podido demostrar estadísticamente en un estudio controlado.

Precauciones:

El problema con la Equinácea es que la gente se la toma muy alegremente. Es un recurso fantástico, pero no es bueno pasarse todo el año tomándola. Puede producir toxicidad hepática, así que no es recomendable consumirla durante mucho tiempo, sobretodo si se están consumiendo otros medicamentos o drogas que también sobrecargan el hígado (el alcohol o medicamentos como el paracetamol, antidepresivos, amoxicilina-clavulánico, amiodarona, metotrexato, tetraciclinas, ketoconazolhalotano, isoniacida, ácido retinoico, estolato de eritromicina, acetaminofeno, inmunomoduladores, cloropromacina, hidantoínas, butazolidonas, anticonvulsivos, quimioterapia o ripampicina ) Las personas alérgicas a las flores de la familia de las margaritas tampoco deben tomarla. Por falta de datos que descarten riesgo, no es recomendable tampoco durante el embarazo, la lactancia y en aquellas personas con enfermedades autoinmunes.

Posología:

Usadla sin supervisión profesional sólo si no tenéis motivos para pensar que vuestro hígado está sobrecargado. ¿Cuándo tomarla? Como preventivo durante las épocas en que seáis susceptibles a las infecciones respiratorias o como curativo en cuanto empecéis a notar los síntomas. ¿Durante cuánto tiempo? La toma como preventivo no debería superar las 8 semanas. Como curativo, prolongad la toma durante dos semanas aunque el resfriado o gripe ya se haya resuelto. ¿Qué cantidad? La dosis se toma tres veces al día, tanto como preventivo como curativo. La excepción es el primer día de notar los síntomas de resfriado o gripe, entonces se toma cada tres horas, sólo ese primer día. La dosis a la que hemos aludido será diferente en función de la forma en que toméis la equinácea:

  • Si es un Extracto fluido (1:1): 2–4 ml (30 – 60 gotas)
  • Si es una Tintura (1:5): 2–4 ml (30 – 60 gotas)
  • Si es un Extracto sólido en polvo (6,5:1 ó estandarizado a >4% de polifenoles): 150–300 mg
  • Si es una Planta liofilizada (deshidratada por congelación): 325–650 mg

Información sobre Gripe Porcina

La gripe porcina es noticia y ya que éste es un blog sobre salud voy a tratar el tema. Estos días publicaré un repaso en varias partes de los recursos naturales que tenemos para potenciar las defensas inmunológicas, pero aquí voy simplemente a recopilar algo de la información que está apareciendo en todos los medios. Un artículo de síntesis, pues.El uso de mascarillas se ha popularizado en Méjico

El brote de gripe porcina que estamos viviendo, no se está dando entre los cerdos y el nombre, para algunos, es por esto inadecuado. ¿Por qué se habla entonces de gripe porcina? Pues porque es producida por un virus de la gripe concreto (hay muchos y constantemente se generan nuevos) que parece ser una mezcla de virus de la gripe porcina (H1N1 del grupo del Influenzavirus A) con elementos de otros virus (el de la gripe aviar y el de la gripe humana común). Esto es un recurso que tienen los virus: cuando en un cuerpo se topan varios virus distintos (algunos de los cuales no pueden enfermar a un humano), éstos pueden intercambiar genes y convertirse así en nuevas variantes en un proceso llamado heterogenidad (¿No os parece fascinante? Es como si comerciasen entre ellos con su material genético para evolucionar). Por eso las autoridades santiarias se pusieron en alerta cuando la gripe aviar, porque existía la posibilidad de que el virus entonctrase el modo de afectar a humanos.

Esta gripe es altamente contagiosa y potencialmente mortal. Pero hacer comparaciones con películas como 28 días después o Soy Leyenda está fuera de lugar. No hace falta una enfermedad cinematográfica para poner la alerta mundial de pandemia a 5, sólo que el agente infeccioso en cuestión demuestre tener facilidad para infectar a humanos. ¿Os extraña que sea tan poco lo necesario para elevar la alerta a 5? Pues pensad en lo siguiente: hoy en día, con los medios de transporte que tenemos, cualquier enfermedad infecciosa puede ser el origen de una pandemia: ir de Méjico a Rusia requiere menos tiempo que incubar una gripe y empezar a mostrar síntomas. Por eso todo el mundo está alerta sobre el tema y la evolución de la epidemia se está vigilando muy de cerca. Hasta la fecha, no se esperan ataques de zoombies o ni vampiros. Y de hecho aquí en españa (hasta ahora) sólo se han confirmado dos casos de gripe porcina.

Repaso de fuentes de información:

Imagen obtenida de la wikipedia