Etiqueta: omega 3

Recopilación de artículos sobre los Omega 3

Precaución con el Aceite de Onagra

Flor de Onagra (rica en Omega 6)El Aceite de Onagra, rico en Omega 6, es uno de los suplementos más comunes. Voy a contaros las precauciones que se deben tener con él para que no caigáis en un abuso.

En cualquier herbolario lo tienen, incluso en supermercados se vende. Se comercializa por ser una buena fuente de Omega 6, un ácido graso esencial (no puede fabricarse en el organismo, ha de obtenerse de la dieta). Se recomienda sobretodo para regular ciclos menstruales irregulares y problemas de la piel. Muchas mujeres lo toman porque una amiga se lo recomendó o porque lo leyó en una revista sin saber que pueden estar poneindo en peligro su equilibrio bioquímico y su salud. Vemos por qué.
Leer el resto del artículo »

Alimentos funcionales, no es oro todo lo que reluce

popeye y las espinacas funcionales¿Sabéis esos alimentos que se anuncian en la tele como soluciones totales o parciales a problemas de salud? Actimel para potenciar tus defensas, danacol contra el colesterol, activia contra el estreñimiento, puleva contra la osteoporosis, dlora contra la arteriosclerosis o bicentury contra la obesidad, etc…

Estos alimentos, que normalmente han sido enriquecidos o manipulados de otro modo, que se atribuyen propiedades casi medicinales son los llamados alimentos funcionales. Desde hace unos años, llevan de cabeza a las autoridades reguladoras ya que, en principio, un alimento no puede arrogarse efectos beneficiosos sobre las enfermedades. Pero la industria alimentaria ha encontrado en estas estrategias un filón de oro ya que nada capta la atención del consumidor como una promesa de mejorar su salud, especialmente si no le cuesta ningún esfuerzo. Así que entre las diferentes organizaciones están proliferando comités, secciones y comisiones que están redactando estudios, alegaciones, recomendaciones y propuestas sobre cómo dar cabida a estos nuevos alimentos que claman por una regulación especial que los ponga a medio camino entre la comida y las medicinas.

A mí este asunto me mosquea bastante y creo que el consumidor ha de estar en guardia frente a estas estrategias. No es que me parezca mal que los alimentos reclamen un papel más importante en el mantenimiento o recuperación de la salud (todo el blog es prueba de ello), tampoco es que el hecho de manipular un alimento me parezca mal por principio (manipular es una palabra muy genérica que sólo predispone en contra a los fanáticos), pero es que a menudo todos estos alimentos funcionales no son más que marketing.

Todas esa marcas que te dicen por al tele que se preocupan por tu salud están mintiendo. Si a una marca de leche le importase un pimiento tu salud empezaría por no usar vacas que están hasta los topes de medicamentos y hormonas en vez de añadir a esa leche malsana omega 3 de origen dudoso.

Es muy tentador dejar en manos de danacol tu problema con el colesterol, pero desgraciadamente no suelen haber respuestas fáciles, baratas y milagrosas a los problemas que uno lleva años ganándose a pulso con unos hábitos inadecuados. Ese anhelo de una solución sencilla es muy humano y muy poderoso y eso lo saben esas marcas, y lo explotan seguras de que sólo les hace falta eso, un mensaje esperanzador, para convencer al comprador de que aumente sus beneficios.

Leer el resto del artículo »

Omega 3 (Parte 4): Suplementos de omega 3

Perlas En el artículo anterior vimos cómo aprovechar la alimentación para apoyar el aporte de omega 3. No obstante, vimos que todas las fuentes dietéticas presentan algún que otro problema y que en conjunto pueden no satisfacer las necesidades óptimas de omega 3.

Un suplemento de omega 3 puede ser una buena opción para asegurar que no nos falte este nutriente esencial.

Veremos la opción que a mí personalmente me convence más, con nombre, apellido y precio, pero antes quiero daros unas nociones generales para valorar la calidad de un suplemento.

Leer el resto del artículo »

Omega 3 (Parte 3): En la alimentación

Recapitulemos: En los anteriores artículos de esta serie sobre los ácidos grasos esenciales de la serie Omeg 3, estuvimos viendo qué son y dónde están, así como lo difícil que es lograr unos niveles correctos de éstos a través de la dieta.

En esta tercera entrega veremos cómo podemos utilizar la alimentación para ayudarnos a mejorar nuestro aporte diario dietético de omega 3. El problema principal es que, a través sólo de la alimentación, es difícil cubrir las necesidades diarias de Omega 3. No se trata de que no haya fuentes dietéticas, se trata de que éstas presentan problemas de tipo, de calidad o de cantidad.

Analizaremos las opciones, veremos sus pros y contras y la mejor manera de utilizarlas:

Leer el resto del artículo »

Omega 3 (Parte 2): un equilibrio complicado

Satisfacer las necesidades de Omega 3, todo un reto

Lograr el aporte correcto de Omega 3 es una tarea tremendamente difícil. La cantidad de omega 3 necesaria para satisfacer óptimamente las necesidades de DHA y EPA es complicada de determinar. No se han definido las CDR (Cantidad Diaria Recomendada), aunque se habla de cantidades que oscilan entre los 200mg y los 15g entre ambos, en función de la fuente consultada. Esta falta de consenso no es de extrañar, ya que las necesidades varían en función de muchos factores:

  1. El tipo de omega 3 consumido: no es lo mismo ingerir directamente DHA y EPA que ingerir otro omega 3 y que nuestro organismo tenga que transformarlo ya que esa transformación (le resulta complicada y su eficacia es muy variable en función de la persona y del momento.
  2. La calidad del omega 3 consumido: los ácidos grasos de la serie omega 3 son muy delicados. Un alimento puede contener una gran cantidad, pero el modo de conservación o cocción puede fácilmente echarlos a perder, convirtiéndolos en algo inaprovechable y tóxico en vez de beneficioso.
  3. La cantidad de omega 6 consumida: los omega 3 y los omega 6 (otra familia de ácidos grasos esenciales) han de estar en una proporción concreta en el organismo. Si aumenta el consumo de omega 6, aumentan las necesidades de omega 3
  4. La persona y el momento: las necesidades de EPA y DHA varían mucho, no sólo entre distintas personas, sino también en un mismo individuo en función del momento. El nivel de estrés, de actividad física e intelectual, el sexo y la edad así como la presencia de determinadas enfermedades alteran las necesidades de EPA y DHA.

Vamos a ver estos factores con algo más de detalle.
Leer el resto del artículo »

Omega 3 (Parte 1): Conceptos básicos

Ahora está de moda hablar de los Omega 3. En el supermercado vemos huevos con omega 3, leche con omega 3, margarina con omega 3, etc… Pero muchos no saben qué es, ni por qué se dice que es bueno para la salud, ni por qué se ha convertido en un reclamo mediático, ni por qué deberían tener cuidado con esos alimentos enriquecidos con omega 3.

Algunos conceptos básicos sobre los omega 3

Qué son los Omega 3

Los omega 3 son ácidos grasos polinsaturados esenciales. Para los que se hayan quedado igual, vamos a explicarlo.

Los “ácidos grasos” son un tipo de lípido. Los lípidos son los compuestos químicos a los que pertenecen las grasas y los aceites. “Poliinsaturado” hace referencia a su estructura química, podemos imaginarlo así: los átomos de carbono forman la cadena principal. Cada átomo de carbono tiene cuatro manos. Dos de sus manos están ocupadas una agarrando al carbono anterior y otra al posterior, y a cada uno le quedan libres dos manos (a los de los extremos, les sobran 3 manos) que estarán agarrando a otros átomos, normalmente de hidrógeno. Las insaturaciones son puntos de la cadena en los que dos carbonos se están cogiendo con dos manos en vez de con una. Biológicamente, un lípido poliinsaturado cumple funciones muy distintas a las de uno monoinsaturado. De hecho, los lípidos poliinsaturados suelen ser los buenos de la película cuando hablamos de salud (y los malos son las grasas saturadas) Los Omega 3 tienen la primera insaturación en el tercer carbono, los Omega 6 la tienen en el sexto, los Omega 9 la tienen en el noveno, etc… Por último, “esencial” quiere decir que los necesitamos para vivir y que necesitamos obtenerlo de la dieta, no podemos fabricarlo, como los aminoácidos esenciales.

Serie omega 3: metablismo a partir del ALALos Omega 3 son varios compuestos, no sólo uno:

El precursor es el ALA (ácido alfa linolénico), no está muy claro si en sí nos sirve de algo este omega 3, pero lo que está claro es que a partir de él, el organismo puede fabricar otros dos que sí que cumplen funciones conocidas: El EPA (ácido eicosapentanoico) y el DHA (ácido decosahexaenoico).
EL EPA y el DHA son los dos ácidos grasos cuyas funciones se conocen y se saben imprescindibles.

Aparte de los dos protagonistas indiscutibles y del precursor ALA, hay otros de los que tampoco está claro si cumplen por sí mismos alguna función o si sólo son pasos intermedios para la obtención de EPA y DHA. Son los ácidos Estearidónico (SDA), Eicosatetraenoico (ETA) y Docosapentaenoico (DPA), tal como puede verse en el gráfico de la derecha.

Fuentes dietéticas de Omega 3

A través de la dieta podemos obtener cualquiera de los ácidos grasos de la serie omega 3 (ALA, SDA, ETA, EPA, DPA o DHA) y tranformarlos unos en otors, con distintos grados de dificultad:

  • Las fuentes vegetales contienen ALA, así que será nuestro organismo quien lo tendrá que transofrmar en EPA o DHA. Pero no lo hace de un modo muy eficiente
  • Las fuentes animales contienen tanto EPA como DHA como DPA, sobretodo los pescados. Como le ahorran al organismo la transformación, se dice que son mejores fuentes de omega 3.
  • Las algas contienen DHA. Recordad que no son en realidad vegetales. Nuestro cuerpo puede transformar fácilmente el DHA en EPA, en función de las necesidades del organismo. Pero la mayoría de algas contienen una proporción muy pequeña de lípidos, por más que de éstos la mayoría sean DHA

Funciones de los Omega 3

Los ácidos grasos esenciales forman parte de las membranas de las células. El estado de las membranas celulares influye en muchísimos aspectos de la salud, pero entiendo que dicho así no impresione demasiado. La forma más intuitiva de entender hasta qué punto son necesarios es sabiendo qué pasa cuando faltan. Muchos trastornos se asocian a deficiencias o desequilibrios de omega 3, entre ellos:

  • Piel seca y descamada, lenta curación de las heridas, cabello desvitalizado, uñas quebradizas
  • Fatiga y debilidad
  • Alteraciones del humor, depresión crónica
  • Problemas de memoria y aprendizaje, demencia senil, hiperactividad
  • Infecciones recurrentes, alergias, enfermedades autoinmunes e inflamatorias crónicas
  • Tensión arterial elevada, enfermedades cardiovasculares, arteriosclerosis
  • Obesidad, Exceso de LDL-colesterol “malo” y de triglicéridos
  • Envejecimiento prematuro

En los próximos días os explicaré otras cosas sobre los omega 3.

Jarabe de heroína para la tos ¿Te extrañas?

Acabo de ver un artículo curioso en Infraseres. Jarabe de Heroína Bayer para la tos, cocaína para el dolor de la dentición y vapor de opio para calmar a los bebés. Para reflexionar sobre cómo la industria farmacéutica comercializa fármacos antes de tener todos los datos sobre su peligrosidad (o a pesar de tenerlos…). ¿De qué fármaco usado hoy en día se sorprenderán dentro de 50 años?

jarabe de heroina de Bayer

Pero no es como para extrañarse: a día de hoy, todavía se usan Anfetaminas y similares para el tratamiento del TDAH (trastorno por déficid de atención con hiperactividad).

Dejando de lado el hecho de que los trastornos de atención a menudo se diagnostican “muy a la ligera”, en los casos en los que realmente se puede hablar de hiperactividad o déficid de atención el médico casi nunca explora las alternativas no agresivas al tratamiento farmacológico, a pesar de que existen.

En algunos casos, por ejemplo, el TDAH se debe o es agravado por una carencia nutricional de ácidos grasos Omega 3 y sólo con darle al niño lo que su cuerpo necesita se resuelve el “trastorno”.