Truco para comer casero fuera de casa

La necesidade de comer fuera de casa es un factor importante que dificulta mantener una dieta equilibrada y sana. El importante gasto económico que supone comer fuera de casa promueve además ir a restaurantes de mala calidad en los que es pcoco común encontrar platos que sean saludables. De todos modos, incluso en los restaurantes más o menos buenos, se suelen utilizar aceites de mala calidad que además se reutilizan; para ahorrar tiempo es también habitual utilizar elementos preparados de antemano, que suelen contener químicos conservantes y no sabemos qué calidad tienen los ingredientes que utilizan.

FiambreraLa mejor solución para evitar tener que comer en restaurantes, es preparar la comida en casa con antelación y llevarla al trabajo. La cultura de la fiambrera es una buena solución para mejorar la alimentación del día a día (y para ahorrar dinero). Vale la pena tratar de tomar la costumbre y en realidad no suele resultar tan complicado como pueda parecer, basta cocinar de sobra en la cena (aunque ello conlleva comer lo mismo). De hecho, lo que puede resultar más incómodo de llevarse la comida al trabajo es encontrarse solo en esta iniciativa y tener que comer sin compañía.

Entonces, os propongo un plan para lograr comer casero fuera de casa: buscad uno o unos pocos compañeros de trabajo y organizaos para comer juntos. Imaginemos un grupo de seis personas que han quedado en hacerlo: Pam, Javi, Bruno, Maria, Jose y Nuria. El domingo por la noche, para la cena, Javi y Nuria cocinan para tres personas más cada uno. Lo que Javi ha cocinado lo comerán Nuria y otros dos del grupo y lo que ha cocinado Nuria lo comerán Javi y otros dos. Al día siguiente la tarea recaerá sobre otros dos del grupo, etc… Así, cada uno tiene que cocinar sólo una vez cada tres días y nunca comen lo mismo que cenaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here